Nacional Folklórica 98.7

Nacional Folklórica 98.7 Sitio de escucha de radio en línea. Transmisión de radio móvil e ininterrumpida de 24 horas.

¿Y mañana, una cita a las a. m. en un concesionario de Harley Davidson? O Juego de autos ganó la lotería o tiene un novio rico. Sí, Juego de autos ¿Dónde? ¿Muerto? Marino. Campus de Waverly. Prepárense. ¿Qué hay de Juego de autos? Aún no lo encontramos. Yo sí. O mejor dicho él me encontró. Me envió un correo electrónico. “Me desperté enfermo. Laringitis. No iré a trabajar hoy”. Y apuesto que también te envió uno a ti. ¿Aún están aquí? ¿Envías un correo electrónico diciendo que estás enfermo? Si hubiera llamado, sabrían que estaba mintiendo. Y si tienes laringitis no puedes llamar. Lo estabas guardando para una convención de cómics. ¿Podemos volver a la secuenJuego de autos de eventos, por favor? Bien Emisoras de Radio abandonaste el bar a las : p. m. Llegué al patio de comidas del campus a eso de las :. Apareciste en mi puerta a las : a. m. Eso nos deja cuatro horas sin explicar. Estoy asombrada. ¿Esto es lo que haces en el trabajo? ¿Ya sabes, repetir lo obvio y hacer gráficos circulares? No. Recopilamos hechos y formulamos teorías. Pero si crees poder hacerlo mejor. Bueno, está bien. Hay cuatro horas sin explicar, de las que no tengo recuerdos. Así que bebí más de lo que me di cuenta Emisoras de Radio reprimí alguna clase de acontecimiento traumático Emisoras de Radio o me drogaron. La sangre en las manos, el ser cuidadosa Emisoras de Radio con lo que bebo, indican un hecho traumático. ¿Pero qué y cuándo? Respuesta. Los zapatos que compré ayer. Treinta y dos dólares, oferta, más un cupón universitario. Tienen barro pero las suelas apenas están gastadas. Así que no caminé los ocho kilómetros hasta tu casa. Bien, ¿cómo llegué aquí? Cuando dejé el patio de comidas tenía dólares en el bolsillo. Y ahora sólo tengo dos. Y como el taxi hasta aquí cuesta diez dólares Emisoras de Radio haz el cálJuego de coches. Debo haber tomado un taxi. Y ese es nuestro primer paso. Encontramos al taxista, le preguntamos dónde estuve. Cuando sepamos dónde estuve, podremos descubrir qué pasó. Podemos empezar revisando los envíos locales de taxis. Hay dos empresas de taxi importantes y decenas de gitanos.


Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *