ESPN 107.9 FM

ESPN 107.9 FM Sitio de escucha de radio en línea. Transmisión de radio móvil e ininterrumpida de 24 horas.

Aléjalo de Nifty. Tú puedes hacerlo. Oh, Lou, esos ojos tuyos sacarían los patos de un estanque. No soy una asaltacunas. Escucha, Lou. Si haces que el chico se enamore de ti completamente te daré cien pavos. ¿Cien pavos? Estás más borracha de lo que pensaba. ¿Yo? Mira. Aquí hay veinte a cuenta. Te daré los otros ochenta cuando lo hayas engatusado. Oh, no sé, Carrie. Es una jugarreta. No es peor que la que Nifty acaba de hacerme a mí. Oh, Lou. Necesitas el dinero, ¿no? Sí, me vendría muy bien. Cada vez que tengo suficiente pasta debería irme a casa con mi vieja. Voy y lo pierdo jugando a los dados. Entonces, ¿qué te detiene? Si tú no lo atrapas, alguna otra lo hará. Vamos, Lou. ¿Qué me dices? Bueno, ¿por qué no? Son los cien pavos más fáciles que ganaré en mi vida. Gracias, cariño. Ahora apaguemos la luz y durmamos un poco. ¡Eh, amiga! Deja que te eche una mano. Suelta o te lo enrosco alrededor del cuello. Hola. Hola. ¿Puedo ayudarte? ¿Lo harías? Ponlas ahí. Gracias, Chris. No te importa que te llame “Chris”, ¿verdad? ¿Por qué? No, claro que no. ¿Por qué tanta prisa? Bueno, tal vez debería ir a Oh, no te vayas. Siéntate. ¿Un cigarrillo? Gracias. ¿Sabes que eres el primer hombre con quien me reúno en mucho tiempo? Así que me gustaría ser tu amiga. Me alegra que te sientas así. Hace calor aquí, ¿no? Muchísima calor. ¿Te importa si me pongo algo fresco? Sabes, cuanto más hacia el oeste vayamos, más calor habrá. ¿Qué haces ahí dentro? Nada. Sólo estaba ayudando a Lou. Aléjate de ella. Si te veo tonteando con alguna chica del espectáculo te enviaré de vuelta en el primer tren. Vamos, a trabajar. De acuerdo, papá. Sabes, no me importaría si fueras el único hombre que he conocido. Pero siento como si te conociera de toda la vida. ¡Será posible! Son más de las ocho. Los días son cada vez más largos. Vaya manera de pasar un domingo, ¿eh? Vamos, hijo, te compraré una Coca Cola. No, gracias, papá. Hace demasiado calor en el Vagón VIP. Yo sí lo acepto, Nifty. Venga, vamos. Sabes, Nifty, siempre digo que eres el único derrochador de esta compañía.


Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *