Estación del Sol 100.9

Estación del Sol 100.9 Sitio de escucha de radio en línea. Transmisión de radio móvil e ininterrumpida de 24 horas.

Quizás sepa por qué estamos apretados. Tal vez sepa más de lo que nos imaginamos. Con permiso, Beenie, ¿dónde queda el cielo? ¡Correcto! Basta, Hunter. ¿Cuánto mide Wilt Chamberlain de estatura? Correcto. ¿Beenie? ¿Dónde está el techo? Basta ya. ¿Por dónde vuelan los pájaros? ¿Cómo se le saluda a Hitler? Beenie, ¿cómo saluda Hitler? ¿Cómo se investiga si un elefante tiene hernia? ¿Quién gana el concurso de miradas fijas? ¡Beenie! ¿Quién se tiró un pedo? ¡Beenie! ¿Quién se masturba? ¿Qué haría un árbitro manco para indicar un gol? Adiós, Beenie. Me pareció muy buena sesión. ¿Puedo entrar? Si puedes colocar un talón frente al otro no tendrás problema. Si esto saliera en el diario, el titular diría: “Pequeño Cerebro Entra a Habitación”. Los dedos ¿cuál es la respuesta? Eres uno de esos jóvenes geniales que quieren saberlo todo, ¿no es así? Bienvenido a la realidad. ¿Cuántos ves? Hay dedos. No. Mírame a mí. Te estás fijando en el problema. Así no podrás ver la solución. Nunca te fijes en el problema. Mírame a mí. ¿Cuántos ves? Busca más allá de los dedos. ¿Cuántos puedes ver? Ocho. Ocho. Ocho, sí. Ocho es la respuesta correcta. Ve lo que nadie más ve. Ve lo que todos deciden no ver por temor, o conformidad, o pereza. Ve un mundo nuevo cada día. Francamente, ya vas por ese camino. Si sólo hubieras visto en mí a un viejo loco y amargado nunca habrías venido. ¿Qué ves en mí cuando me miras? Me reparaste el vaso. Ya nos veremos “Patch”. Rudy, para. Me estás haciendo perder el ritmo. Vas a quedarte ciego. Por favor. Tengo que ir al baño. Pues anda. Está ahí, a metros de distancia. Quisiera, pero ¿Qué? ¿Hay ardillas? ¿Cuántas? Una nada más. ¿No te atreves a ir al baño por una ardilla? Si voy, llamará a las otras. Ese no es el asunto. Son ardillitas. Ardillitas, Rudy. Una de las criaturas más dulces de la tierra. Mentira. En la categoría de fieras sólo le ganan a los pollitos y las babosas. ¿Qué temes? ¿Qué te coman los huevos? ¿Tú crees? Ay, Rudy. Vamos, ven conmigo. No te muevas. No te muevas. ¿Otra? Al pie de la cama, en la baranda. Cuidado. Va a saltar. ¡Hay otra! ¡Al pie de la cama! Hay una en la regadera de incendios. ¡La puerta! ¡La puerta! ¡La puerta! ¡Está saliendo del baño! ¡El baño! ¡El baño! ¡Traga plomo, sabandija! ¡En el hombro! ¡Quítamela! ¡Quítamela! ¡Hay que protegerse! ¡Escóndete! ¡Hagamos un fuerte! ¡Un fuerte! ¡Un fuerte! Abajo. Se fueron. Creo que ya podemos ir al baño. No, es peligroso. Nada es peligroso si tenemos esto. Una bazuca. Cárgala. ¡Vamos, ahora! Me voy. Lo discutiremos a su debida hora. Me voy. ¿Y qué vas a hacer? Quiero ayudar a los demás. Anoche, con Rudy, conecté con otro ser humano. Quiero aprender y ayudar a las personas con sus problemas. Eso hago yo. Pero pésimamente. Sin siquiera mirar al que está hablando. Yo quiero prestarles atención. No puedo autorizarlo. Aún hay asuntos por resolver. No necesito autorización. Me recluí voluntariamente. ¿Hunter? Debo decirte que mi informe dirá “CCM”. Que te fuiste “contra consejo Médico”. Y el mío dirá “MIUC” “me importa un carajo”.


Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *