Radio Popular 92.3

Radio Popular 92.3 Sitio de escucha de radio en línea. Transmisión de radio móvil e ininterrumpida de 24 horas.

Metal haysiano. Mejor conductor. Y de nada. Buen momento para ver cómo volver a la flota. Sé dónde está el pod de escape más cercano. Claro que sí. BB-, cuéntame algo bueno. Poe, ya casi llegamos. Alista el crucero para el salto. Sí, estoy en eso, amigo. Apúrate. Escolten a los oficiales al hangar. Comandante Capitán Dameron, la Almirante Holdo lo buscaba. Sí, ya hablamos. Señor, casi temo preguntar. Tienes buen instinto, C-PO. Sigue así. ¡Sellen esa puerta! Nos quedamos sin tiempo. Vamos, ¿cómo va? Casi listo. C-PO, ¿adónde crees que vas? Iría contra mi programa participar en un motín. ¡Oye! No es un protocolo válido. ¡Tampoco este! ¿Finn? Estamos listos para saltar. Es ahora o nunca. Ahora. Es tu turno. Ustedes, ¡arriba las manos! Vigílalos. Tiren sus armas. Manos arriba, rebeldes. ¡Bájenlas! ¡Bájenlas, dije! FN-. Qué bueno que hayas vuelto. No lo lograron. Leia. Aborden los transportes según su designación de evacuación. Despejen los transportes. Déjenme empujarlos, chicos. Ese es problemático. Me agrada. A mí también. Es hora de abordar tu transporte. Para que escapen los transportes alguien debe quedarse a pilotear el crucero. Demasiadas bajas. No puedo soportarlo más. Claro que puedes. Me enseñaste cómo. Que la Fuerza te Sigue tú. Ya lo repetí bastante. Que la fuerza te acompañe siempre. Dispositivo de camuflaje activado. Deberíamos estar fuera de su alcance. Esperemos que funcione. Ven más cerca, niña. Demasiada fuerza. La oscuridad asciende y la luz también, para encontrarse con ella. Le advertí a mi joven aprendiz que si se hacía más fuerte su equivalente en la luz ascendería. Skywalker asumí equivocadamente. Más cerca, dije. Subestimas a Skywalker a Ben Solo y a mí. Eso será tu perdición. ¿Has visto algo? Un punto débil en mi aprendiz. ¿Por eso viniste? Jovencita tonta. Fui yo quien conectó sus mentes. Alimenté el conflicto interno de Ren. Sabía que no era tan fuerte como para esconderlo de ti. Y que tú no eras tan sabia como para resistirte a esa carnada. Y ahora tú me darás a Skywalker.


Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *