Cálida FM

Cálida FM Sitio de escucha de radio en línea. Transmisión de radio móvil e ininterrumpida de 24 horas.

Pero es obvio que no he inventado las barredoras. La gente debe saberlo y decirlo. ¡Que me lo digan a mí! Diré que veía los planos que hacía en la pizarra de su clase. ¿Los vio? Más o menos. Testifico lo que me pida. ¿Gana mucho dinero? Demasiado. ¡Fantástica respuesta! Es Vd. un hombre extraordinario. Yo ya lo sabía. La de veces que he dicho en mi casa: Es un joven de demasiada envergadura. Acabará yéndose. Y decía ala Sra. Muche: Cuando quiera irse, lo dejaré libre. Fue por pura amistad, querido amigo, que el día que me pidió su libertad, no intenté aferrarme a Vd. Ahora, amigo mío, quisiera hablarle del tema que me preocupa. Soy padre, mi querido Topaze. Y padre infeliz. ¡Y cómo! ¿La Srta. Muche está enferma? Por desgracia. ¿Se interesa aún por ella? Tiene una enfermedad que no perdona. ¿Los pulmones? No, el corazón. Irá a un especialista. Lo tengo delante. Por desgracia, sí. Cuando nos honraba Vd. con su presencia en el internado, recorría los pasillos pensativo, perdido en especulaciones científicas que le impedían mirar a sus pies y ver el corazón de esta pobre niña.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *