La Voz de Mazarron

La Voz de Mazarron Sitio de escucha de radio en línea. Transmisión de radio móvil e ininterrumpida de 24 horas.

Él necesitaba dinero. Vimos el coche del funcionario del SAI aparcado. Se vengó y se llevó su dinero. Cogió una barra de hierro y ¡Bunty! ¿Qué dices, Bunty? Le dio por la espalda, lo golpeó muy fuerte con la barra. Eso no pasó, señoría. ¿Qué dices? Silencio. Déjale hablar. El funcionario murió en el acto. Se vengó y ¿Qué dices, Bunty? Sáquenlo de la sala. Eres como un hermano para mí. ¿Qué dices, Bunty? He dicho que lo saquen. Señor, está mintiendo. Kishan Mohan Girhotra, se le condena a cadena perpetua por el asesinato del funcionario Dinesh Kumar. Bunty. {\an} MESES DESPUÉS CÁRCEL DE MORADABAD Esperad. Hablaré con el alcaide. u, somos una ONG. Si nos sigues involucrando en tus revueltas, nos acabarán echando de aquí. Este sistema no cambiará sin revueltas. u. Espera y mira lo que hago. ¿Quién dio permiso para rodar una película? Era la hija de un ministro, señorita. ¿Y? Vino a rodar una película aquí. Enséñeme la carta. El ministro tuvo que mandar una carta. Enséñemela. El Departamento de la Administración no necesita un permiso escrito. ¿No? No. Solo hace falta buena voluntad. Son presos, no animales del zoo para enseñárselos a los invitados. ¿Y por qué se arrodillan? Oye, nada de trampas. Mira, ve y pregúntaselo a los altos cargos. No a mí. Vale. Prepárese porque se lo diré al inspector general. Muy bien. ¡Oye! Levántate. No se permiten cámaras, señorita. Pondremos una queja. Muy bien. Solo las palmas de la mano deben tener arrugas. No su cara. Mi madre decía eso. Deberías sonreír de vez en cuando. Se te ve muy feliz. ¿Por qué no iba a estarlo? Tengo la posibilidad de apelar. Mi abogado viene a verme. Una cosa más, señorita. No puedo actuar en la función del de enero. Porque saldré de aquí. ¡Oye! Ven aquí. Sí, señor. Kishan. Aquí. Hola, hermano. Hola. ¿Qué tal estás? ¡Genial! ¿Y tú? Bien, tengo buenas y malas noticias. ¡Genial! Tienes el agua lista para apagar el fuego tras iniciarlo. No. No hay ningún fuego, pero no puedo apelar más. Antes de poder apelar en tu favor, la familia del funcionario presentó una petición al Tribunal Supremo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *