Radio Oro Marabella 94.4

Radio Oro Marabella 94.4 Sitio de escucha de radio en línea. Transmisión de radio móvil e ininterrumpida de 24 horas.

Yo tampoco. ¿Saben qué? ¿Qué demonios? L’chaim. Ya tomé suficiente. Muy rico. ¿Me das uno más? Alex, ¿por qué tienes tantas velas? Limoncillo. Una de mis debilidades son los mosquitos lo cual es una lata cuando vives solo en una choza en la selva. Es soltero. ¿Quién es este? ¿Quién es Alan Parrish? ALAN PARRISH ESTUVO AQUÍ Él construyó este lugar. ¿Otra gente se atoró aquí? Sí. Es la casa de Alan Parrish. Yo solo vivo en ella. Entonces, Alex, dime ¿cuánto tiempo llevas en el juego? No estoy seguro. El tiempo es raro aquí. Pero unos meses, mínimo. ¿Unos meses? ¿Qué? Sí, no puedo pasar del cobertizo de transporte. ¿Qué es el cobertizo de transporte? Es el siguiente nivel. La primera vez, mi globo ni siquiera se elevó. Y luego pasó la cosa del avión que mencioné. Y cuando vi que solo me quedaba una vida me di cuenta de que estaba frito, que no iba a poder salir solo. No podía defenderme contra las cosas que me atacaban. No puedes matar a una mamba con una bebida. Claro que no. Se necesita un zoólogo. Nos podemos ayudar unos a otros. Tú conoces bien el juego. Nosotros tenemos muchas fortalezas. Sí, somos bastante buenos juntos. No sé, amigo. Si meto la pata otra vez, se acabó. Me aterra la idea de volver al cobertizo. No quiero morir en Jumanji. Debemos mantenernos unidos. Si lo hacemos, podemos ganar. Tú eres la parte faltante. Tú eres lo que teníamos que encontrar. La pista era ir al bazar y encontrar la parte faltante. No era el elefante. ¿Era yo? Sí. Amigos hagámoslo. ¿Te vas a tomar esa margarita? Ya tomaste bastante. Qué rica margarita. Ahí está. El cobertizo de transporte. Hay toda clase de vehículos dentro. Hay que agarrar uno, cruzar el cañón e ir a la estatua del Jaguar. Veo el cobertizo, veo el cañón, pero no veo la estatua. Qué raro, porque es muy importante y es enorme. Eso dijo ella. ¿Estás borracho, Refri? ¿De qué hablas? No estoy borracho. Está borracho. Me tomé tres margaritas chiquitas. Tienes la mitad de tu tamaño normal. Da igual. ¿Qué hacemos aquí? Hay guardias. Yo esperé a que se fueran. ¿Cuánto tardaron? Tres semanas. ¡Nos vamos a morir! Bueno. Plan B. Quizá haya otra puerta, pero tenemos que distraerlos. Yo me encargo. Distraer a chicos es lo que hago. Él juega juegos, yo distraigo a chicos. Bethany, te tengo una mala noticia. Ya no tienes tu kit de herramientas. No hablo de mí. ¿Qué? Tienes que coquetear y distraerlos mientras entramos. ¡No! No puedo coquetear con unos soldados que ni conozco. Ya lo sé, pero no tenemos una idea mejor. No entiendes. De verdad, no puedo. No puedo hablar con los chicos. Soy pésima para eso. Te puedo dar unos consejos. No, disculpen. Se nos tiene que ocurrir otro plan. No voy a hacer eso. Solo tienes que distraerlos hasta que podamos entrar. No creo que pueda. No soy No soy realmente una chica temible. ¿De qué hablas? Eres muy temible. Puedes hacer lo que sea. Qué hermoso, Spencer. ¿Quieren que les prepare una cena con velas? ¿O se quieren largar de aquí? Está bien. Enséñame cómo se hace. La clase está en sesión. Ven, chica. Mira y aprende. ¿Qué quisiste decir con eso de “cena con velas”?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *