Absolute Chillout

Absolute Chillout Sitio de escucha de radio en línea. Transmisión de radio móvil e ininterrumpida de 24 horas.

¿Qué? ¿Para una patrullera? ¿Qué problema hay? Es una maquinaria bastante complicada. Quería un oficial con conocimientos de ingeniería. Ah, sí. A mí también me gustaría un oficial con conocimientos de ingeniería. ¿A quién no? ¡Sería más fácil ganar la guerra! Comprendo el problema, pero al Secretario de la Marina le interesa esto. Y a mí también. Consigue un capitán para esa patrullera. Si encuentras uno con conocimientos de ingeniería, bien. Y si no bueno, consigue un capitán. Ahora. Ahora mismo. Será mejor que vayas a Norfolk y te encargues de ello personalmente, Tom. Sí, señor. Departamento de Personal. No hay mucho donde elegir. Tendremos que probar con éste. Sí, señor. BASE NAVAL DE LOS EE. UU. SÓLO AUTOS OFICIALES A PARTI R DE AQUÍ Bien, supongo que llegó el momento, Ellie. Ojalá no Nada de lágrimas esta vez. ¿No? Lloré cuando te llegaron tus órdenes. Prácticamente inundé la estación cuando te enviaron a Nuevo Londres. Y estaba algo húmedo cuando te transfirieron a Washington. Ya no me quedan lágrimas. Y ahora que me hago a la mar, ¿qué vas a hacer? ¿Saludar e irte? Ni mucho menos. Pero estoy un poco preocupada. Eso sí que ayudará. No, de veras. Un hombre de tu edad en uno de esos botes Barcos. De acuerdo, barcos. ¿Y qué le pasa a mi edad? Ni que tuviera años. Pasé por el adiestramiento sin problemas, ¿no? Tres meses en un gimnasio. No sabes absolutamente nada sobre barcos. Deja que yo me preocupe de eso. Pero sí hay algo que quiero que hagas. ¿Qué? ¿Hay alguna forma de que dejes la Marina? ¿Que la deje? Acabo de alistarme. Lo sé. Pero si voy a pasarme meses en un barco rodeado sólo de marineros a uno le gusta ver a su esposa de otra manera ya sabes. Johnny, ¿después de años? Sí, después de años. Y tampoco me gusta la idea de que trabajes en ese centro de reclutamiento. Con todos esos marineros. ¿Marineros? ¿Yo? Johnny, tienes celos. Bueno, ¿y por qué no debería tenerlos? Johnny, eso es lo más bonito que me has dicho jamás. ZONA RESTRI NGI DA PROHI BI DO ENTRAR SI N ÓRDENES Estoy buscando el PC-. Necesita órdenes para acceder a este muelle, señor. Sólo tengo un telegrama órdenes fragmentadas. Está bien, señor. Encontrará su barco al fondo, señor. De acuerdo, de acuerdo. ¡Bastó de descansar! Dejen de intentar conservar agua ¡tenemos el océano entero! ¡Muévanse! Éste sí que es un marino de verdad. Buenos días. Se presenta el teniente Harkness, contramaestre. Sí, señor. El oficial de cubierta está en la sala de oficiales. Houlihan, agarra el equipaje del teniente. Mandaré llevarlo a su camarote, señor. Sígame. Su camarote, señor. ¿Qué hacías? ¿Espantar moscas? ¡El saludo! ¡El saludo! Parecía que tenías el brazo roto. ¡Y esa guerrera! Me dijeron que engordaría. ¿Qué quiere de mí? “Al hacer contacto con el submarino cambiar de rumbo inmediatamente para dirigirse hasta el contacto”. Mira, ya repasamos todo eso. ¿No dice nada ahí sobre lo que debemos hacer cuando esta cosa vuele por los aires? ¿Uno de Uds. Es el segundo comandante? Yo soy el segundo comandante, señor. Se presenta el teniente Harkness. Tengo un telegrama con una orden fragmentada Me alegra tenerlo a bordo, capitán.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *