La Elite

La Elite Sitio de escucha de radio en línea. Transmisión de radio móvil e ininterrumpida de 24 horas.

Tú la viste. Sí, preciosa. De verdad no sé qué le pasa. Gracias. Y no pongo muchas cosas solo las suficientes para ser relevante. Hay una tipa detrás de ti. Hola. Hola. ¿Hiciste una llamada durante el examen? Sí, pero ya acabé el examen. ¿No te fijaste que otras personas no lo han acabado? ¿Y qué? Perdón, empezaré de nuevo. ¿Estás consciente de que hay otras personas en el mundo? Mire, tengo problemas en este momento y estoy tan molesta como usted. Estoy a media crisis y Lucinda, digo me está apoyando como mujer, y quizá usted también debería. Solo cuelga. Un par de cosas y ya. Cuelga ya. Dos minutos y acabamos. Y vas a ir a Detención. ¡Sigan moviendo los brazos! ¡Corran! Bethany, ¡llegaste tarde! ¡Perdón! Dicen que rompió con el futbolista. Es tu oportunidad, Fussfeld. ¡Vamos a practicar atrapar y tirar! Busquen un compañero y un balón. ¡Rápido! ¡Oye, Martha! Martha, no puedes jugar sola. Busca a alguien. ¡Anda, muévete! No, así estoy bien. Tienes que participar, como todos los demás. Si no, ¿por qué has venido? Es un requisito. Martha. No tiene sentido. No cuenta para entrar a Princeton y no entiendo la obsesión con meter canasta y lo de “¡Touchdown, puntos!” Dijiste muchas cosas erróneas, pero es actividad física, que es saludable con otras personas, que también es saludable. Y si lo intentas, quizá hasta te diviertas. ¿De eso se trata? ¿De divertirnos? Estamos en la escuela. Debemos aprender cosas que importan. No tenemos mucho tiempo en la vida. No quiero derrocharlo dedicándome a ser algo como maestra de gimnasia. Eso sonó mal. Sí, ya lo creo. Vas a ir a Detención. Qué impresionante. Es de temer. ¿Spencer Gilpin? DIRECTOR Siéntate, Spencer. ¿Srta. Mathers? “Y fue esta idea de excepcionalismo nacional la que alimentó el fuego arrasador de la expansión al oeste”. ¿Le suena, Sr. Gilpin? No. Es la última oración del ensayo de Anthony sobre la expansión al oeste y, casualmente, es la última oración de su ensayo sobre la expansión del año pasado. Qué interesante. ¿Lo es? Sí. ¿Qué probabilidades hay? Muy pocas. También usó “el fuego arrasador” en sus ensayos sobre el Motín del Té de Boston la batalla de Gettysburg y el movimiento sufragista femenino. Hace mucho calor aquí. Anthony, sé cuánto necesitas pasar mi clase, pero no la vas a pasar así. No toleraré que hagas trampa. ¿Que haga trampa? Yo no hice trampa. Yo tengo la culpa. Lo obligué a que lo hiciera. ¿Tú lo obligaste a que te hiciera escribir su ensayo? Sí. Mira, lo siento, ¿está bien? No, no está bien. Me sacaron del equipo. Me podían haber expulsado. No eres el único que está viviendo peligrosamente. ¿Viviendo peligrosamente? Sí. Esto es lo más peligroso que he hecho en mi vida. Y ahora mírame. Estoy pagando el precio. Qué grupo tan entretenido. Bienvenidos a Detención. ¿Sí, Spencer? Solo quiero pedir perdón. Gracias. Director Bentley, yo solo hice Bethany, por favor. Ustedes saben lo que hicieron. Deberían estar pensando en esto: Quiénes son en este momento y quiénes quieren ser. Tienen una sola vida. Deben decidir cómo van a vivirla. Afortunadamente no hay mejor lugar para reflexionar que en Detención.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *